WALTHER P99 

Bella y fina como una buena alemanaPor Daniel Tagliafico

Cuando un fabricante marca un nuevo rumbo con éxito, obliga a los demás a tomar el mismo camino con alguno de sus productos.

 

Con la era de las pistolas de polímero, la fabrica alemana se tomó su tiempo pero no se quedo atrás; a mi entender supero todo lo inventado hasta el momento.

El último modelo era la P 88 y ya era hora de meterse en el mundo del polímero con su modelo P 99.

 

Vista general:

Nos encontramos frente a una pistola semi automática, de doble acción, con martillo oculto, con funcionamiento por corto retroceso de cañón, bloqueo mecánico tipo Sig Sauer y a pesar de que ya tiene unos cuantos años conserva un aspecto totalmente futurista.

Vista de la Walther P99 en su caja

La corredera:

Su acabado es de color negro mate satinado. El lomo de la misma es angosto y salen en diagonal hacia abajo las paredes laterales.

La ventana para la expulsión de vainas es bien amplia garantizando la salida, gracias a el bloqueo mecánico que encastra el cañón con la misma.

El alza tiene una letra u pintada en blanco para facilitar la velocidad de puntería y es regulable en sentido lateral únicamente.

El guión tiene el típico punto blanco y es intercambiable para poder regular la altura por otros tres mas provistos de fabrica con su respectiva llave allen para efectuar la tarea.

A lo largo de la corredera entre alza y guión, tiene una banda antirreflejo que ayuda en el tiro dirigido.

Para desmontar el martillo el cual se encuentra oculto, en lugar de la tradiciónal palanca que poseen el resto de las pistolas, esta tiene una tecla ubicada en el lomo de la corredera que no sobresale ni molesta en absoluto y que una vez que se monto el arma dándole un golpe de corredera, apretando la tecla hacia abajo se desmonta cayendo en un seguro automático pero sin que en la misma quede ningún seguro activado el cual haya que sacar manualmente; es decir, se desmonta pasando de simple acción a acción doble quedando lista para disparar.

Vista de la tecla para desmontar

 

En la parte trasera, donde se ubica comúnmente el martillo, tiene un pistoncito con un punto rojo el cual queda asomado cuando esta montada y se esconde cuando se desmonta por medio de la tecla mencionada, y da la sensación que fuera una extensión de la misma aguja percutora.

Sobre el lado derecho de la corredera, justo detrás de la ventana de expulsión y debajo de la uña extractora tiene una marca roja que aparece cuando la recamara se encuentra alimentada con un cartucho, al sacar el cartucho de la misma la marca roja desaparece.

Vista de los dos indicadores de munición en recamara

 

En su interior se puede observar que la corredera copia la misma forma que se aprecia por fuera y se ve también que el bloc de la recamara del cañón, tiene también esa forma por fuera para hermanarse con la corredera.

A la altura del guión, se encuentra la ranura para poder efectuar el cambio de los mismos y así corregir la altura.

La terminación interior de la corredera es de la misma calidad que por fuera, uno pasa el dedo por todos sus rincones y no va a encontrar ninguna rebarba ni ángulo puntiagudo, creo que en cuanto a la calidad de la terminación esta supera todo lo visto por mi hasta el momento.

El armazón:

Su armazón esta construido de polímero negro en una sola pieza con una empuñadura muy bien lograda en cuanto a su ergonomía, dando un muy buen ángulo para el encare del arma y adaptándose perfectamente a cualquier mano, el lomo de la misma es intercambiable por uno mas grande o uno mas chico según el tamaño de la mano de su propietario.

Para sacar el cargador, en lugar del tradicional botón esta provista de una tecla ambidiestra que se presiona hacia abajo como la de la HK USP, que a mi gusto todas deberían ser así.

El cargador tiene una capacidad para 16 cartuchos del 9x19mm, de muy buena calidad fabricados por una prestigiosa firma italiana, para Walther.

La única palanca que se encuentra en el armazón es la que retiene la corredera y la misma es bien plana acorde a la línea del arma. En la punta del armazón se encuentran las tradicionales guías para insertar mira láser o linterna táctica. Justo por delante del gatillo, se encuentra el bloque para efectuar el desarme, en forma de tecla deslizable hacia abajo.

Su estructura, refuerzos e insertos de acero por donde se desliza la corredera son del tipo Glock.

Mientras grabábamos el test para El Apostadero

Desarme:

Se retira el cargador, se verifica que se encuentre descargada, se desmonta el martillo, se desliza un milímetro la corredera hacia atrás, se desliza la tecla corrediza hacia abajo y se lleva la corredera para adelante y listo.

Sacamos el conjunto guía de resorte y resorte, el cual es de acero con forma de espiral plano y la guía es de polímero, y luego retiramos el cañón.

Para su armado se efectúan los mismos pasos pero a la inversa.

 

 

Desarmando la P99

 

 

La Walther P 99 desarmada

 

Pruebas de tiro:

Efectué diez disparos en tiro apuntado, no de precisión, ya que para precisión se manejan otros tiempos entre un disparo y otro y como se puede apreciar en la foto la agrupación a quince metros fue bastante buena; haciendo bien precisión seguramente entraran todos dentro del diámetro marcado.

Lo que note en contra de sus aparatos de puntería, es que el alza es un poco por demás abierta, ya que cuando centré el guión note que quedaba demasiada luz a los costados y cuanto mas justo entra el guión en el alza proporciona menos margen de error y mas cuando uno va perdiendo con los años la vista.

En cuanto a la estabilidad en el tiro a gran velocidad, se comporta extraordinariamente bien pero requiere de un poco mas de entrenamiento para tomarle el ritmo al gatillo, no tiene recorrido muerto pero es algo pesado.

El blanco con los 10 disparos a 15 metros

 

5 disparos para probar su comportamiento

 

 

Datos técnicos

 Calibre

9 x 19 mm.

 Largo total

180 mm.

 Altura total

 135 mm.

 Ancho total

 29 mm.

 Largo del cañón

 102 mm.

 Distancia entre miras

 159 mm.

 Peso descargada

 710 gs.

 Capacidad cargador

 16 cartuchos

 Peso del disparador

 DA, 3,5 kg.  SA, 2 kg

 

Conclusión:

Por su excelente velocidad de encare para el tiro dirigido gracias a su empuñadura; por su confiabilidad en el manejo; por su sistemas de seguros, todos automáticos; por no tener ninguna palanca que moleste o confunda al portador; por el detalle de la tecla que se puede presionar con el dedo índice de la mano que empuñamos, para retirar el cargador y por su gran estabilidad a gran velocidad, puedo decir que la P 99, entre unas cuantas pistolas de buenísimas prestaciones para el tiro táctico policial, es la mas completa y la que mejor puede destacarse.

 


 

 

La primer parte del test en El Apostadero TV

Si este video esta bloqueado hace clic aquí para verlo

 

 

La primer parte del test en El Apostadero TV

Si este video esta bloqueado hace clic aquí para verlo

 

 

 

Hasta la próxima amigos. Si Dios quiere..!

DANIEL TAGLIAFICO

www.sectordetiro.com

www.tirotecnicotactico.com