LA VISION EN EL TIRO

 

El ojo dominante o maestro. Por Daniel Tagliafico

 

Es de suma importancia para todo aquel que quiera dedicarse a esta apasionante disciplina ser dueños de una buena y plena visión ya que esta juega un papel fundamental en el tiro deportivo.

Podrá dedicarse a una gran variedad de deportes si usted no ve bien, pero no podrá dedicarse al tiro de competición sin dar una notable ventaja a quien (además de ser buen tirador) ve bien. Esto no quiere decir que no pueda practicar tiro de manera recreativa o de manera defensiva, sin ningún inconveniente.

 

Cualquier problema que tenga en la vista, siempre que sea solucionable con lentes, debe usarlos para la practica pero debe encontrar una buena combinación con sus lentes ya que de por si, aun para quien ve bien no es tarea simple enfocar correctamente, por la sencilla razón que el alza, el guión y el blanco se encuentran a tres distancias diferentes de nuestros ojos y el ojo no esta preparado para hacer foco en tres planos al mismo tiempo.

 

 

Como disminuir la diferencia de foco entre estos tres planos:

 

El recorrido de la vista cuando apuntamos comienza por ver el alza, luego el guión y por último el blanco pero debemos tratar de ver todo en general sin fijar la vista en ninguno de estos tres elementos, por lo tanto se tiene que comenzar al revés visualizando blanco, guión y alza, como si a estos lo trajéramos imaginariamente hacia el ojo.

Si sentimos la necesidad de enfocar uno de los elementos es preferible darle prioridad al guión para repartir mejor en un segundo plano al blanco y el alza. Por difícil que este ejercicio resulte, con el tiempo se darán cuenta que solo es cuestión de practica.

 

 

Reflejos de luces o del sol:

 

El efecto producido por una luz artificial o por los mismos reflejos del sol en el campo de tiro, pueden dejarnos en muy malas condiciones nuestra vista por unos segundos o inclusive si tenemos el sol o la luz artificial de frente, puede perturbar terriblemente nuestra visión, por lo tanto es necesario tratar de formar un túnel libre de obstáculos o molestias entre nuestra vista y el blanco. Para esto utilizamos una visera la cual protege impecablemente los ojos del tirador de la luz directa sobre los mismos.

 

 

Lentes para el sol:

 

Los anteojos para sol cumplen también un papel fundamental ya que aunque nos protejamos con una gorra con visera en todo el entorno encontraremos reflejos, los cuales son disminuidos con este tipo de lentes.

Los lentes oscuros son de mucha importancia para todo miembro de seguridad ya que permiten observar con mayor facilidad todo a su alrededor y en el caso que deba correr detrás de un delincuente, si este se refugia en el interior de cualquier edificación al entrar antes que el seguidor, es probable que ya se este habituando a la oscuridad; por lo tanto al entrar el personal de seguridad debe sacarse los lentes y encontrara mucha menos diferencia de contraste.

 

 

El ejercicio visto de frente

 

 

El ojo maestro o dominante:

 

Todos tenemos un ojo dominante o maestro y puede ser tanto el derecho como el izquierdo, no teniendo nada que ver con que si la persona es zurda o derecha. 

Para verificar cual es el ojo maestro pueden hacer el siguiente ejercicio:

En su casa eligen un objeto chico como blanco y parados de frente a unos metros de distancia, extienden los brazos con las palmas hacia delante. Juntan las manos formando un pequeño agujero entre los dedos pulgares e índices de las dos manos, y por este agujero se enfoca al objeto elegido con los dos ojos abiertos.

Luego se llevan las manos despacio hacia los ojos manteniendo la puntería por el agujero y verán que las mismas se acercaran a uno de los ojos; ese es el maestro.

 

 

 

Ejercicio para reconocer el ojo maestro

 

 

Tiro de precisión:

 

Lo primero a tener en cuenta es la posición de la cabeza con respeto al blanco para que la vista quede derecha y alineada hacia el mismo.

Si colocamos la cabeza de manera que tengamos que esforzar la vista hacia arriba o hacia abajo comenzaran a cansarse inmediatamente los músculos que sostienen al globo del ojo perjudicando notablemente la puntería.

En esta disciplina es necesario asegurarse que los aparatos de puntería se encuentren bien alineados y a esto si le sumamos el tiempo que lleva la acción de presionar lentamente la cola de disparador, podemos comenzar a sentir un cierto cansancio en la vista que también perjudicaran la puntería; por esto si nos demoramos en disparar es necesario pestañear lentamente para humedecer y descansar los ojos ya que debemos mantener ambos abiertos en el momento del disparo.

Si le cuesta mucho trabajo acostumbrarse a disparar con ambos ojos abiertos, puede cerrar por un segundo el ojo acompañante para corregir la puntería pero inmediatamente volver a abrirlo para disparar; luego con practica debe ir cerrando cada vez menos el ojo acompañante. 

 

 

Tiro Técnico Táctico:

 

En los entrenamientos o practicas de esta disciplina de tiro, es necesario también mantener siempre los dos ojos abiertos, para esto se debe practicar todo lo que sea necesario hasta acostumbrarse a enfocar con el ojo dominante sin necesidad de cerrar el otro.

 

Motivos por el cual no debemos cerrar un ojo.

Existen varios motivos por los cuales un tirador debe mantener sus dos ojos abiertos:

 

- Se pierde la profundidad del trayecto horizontal de la visión no permitiendo calcular con exactitud la distancia.

 

- Se pierde la profundidad en línea vertical por lo cual no se puede pisar con seguridad para desplazarse, dando la sensación de perdida del equilibrio.

 

- Manteniendo la mirada hacia delante, con los dos ojos abiertos tenemos un campo de visión de ciento ochenta grados aproximadamente.

Si cerramos un ojo, manteniendo la mirada siempre hacia delante, para el lado del ojo cerrado, el campo de visión no llega mas allá del contorno de nuestra nariz, no permitiendo ver que hay del otro lado de la misma.

 

 

 

El ejercicio visto de frente

 

 

 

Otro ejercicio para identificar al ojo maestro:

 

Parados nuevamente frente a un objeto se extiende un brazo con el dedo pulgar hacia arriba.

Con los dos ojos abiertos se apunta con el dedo el objeto elegido y luego se cierra uno de los dos ojos.

Si el dedo se desplazo dejando de apuntar el objeto, quiere decir que el ojo que esta cerrado es el dominante.

 

 

 

Ejercicio para identificar el ojo dominante

 

 

 

Conclusión:

 

Como vimos en esta nota, la visión en el tiro es algo sumamente importante y es bastante complejo acostumbrarse a manejarla correctamente para hacer foco y apuntar con ambos ojos abiertos, pero como siempre digo todo es cuestión de dedicarle algo de tiempo y atención para practicar antes de ir al polígono.

 

Espero como siempre que esta nota les sea de utilidad.

 

 

 


 

 

En el siguiente video explico como probar el ojo maestro y la utilización de los aparatos de puntería.

Este fue mi debut como columnista en El Apostadero TV, programa que salió por televisíon el 19 de septiembre de 2004.

 

 

 

 

Si este video esta bloqueado hace clic aquí para verlo

 

 

 

 

Hasta la próxima amigos. Si Dios quiere..!

 

DANIEL TAGLIAFICO

 

www.sectordetiro.com

www.sectordetiro.com.ar

www.tirotecnicotactico.com

www.tirotecnicotactico.com.ar