BALÍSTICA DEL 380 ACP 

El 9 llevado a su mínima potencia.  Por Daniel Tagliafico

Una prueba realizada a este calibre con la intención de trasmitirle a quien la lea una idea sobre las prestaciones básicas de esta munición.

Me realizan muchas preguntas sobre balística, por eso me puse a trabajar sobre el tema en cuestión probando todos los calibres que tenga al alcance para poder brindarles una importante información sobre este tema.

En la nota anterior hemos probado el .22 y ahora llego el momento de hacer las mismas pruebas con el .380 ACP.

Preparativos:

Cuando en mi campo de tiro desarmamos la zona urbana quedaron un montón de maderas arrumbadas; y con ellas empleando mis habilidades como carpintero, las fui enderezando, cortando y clavando para poder construir un cajón que fuera apto para este tipo de pruebas.

Túnel Balístico:

A este cajón lo bautice con el nombre de “Túnel Balístico” y el mismo mide 1.70mt de largo por 26 cm. de ancho y 33 cm. de alto; la ventana por donde se dispara es de 17 x 20 cm. y tiene una tapa para así atrapar todos los restos de las municiones disparadas.

En su interior le realice unas guías para poder colocarle a una distancia de 20 cm. de separación 7 tablas y/o 7 chapas (según la prueba a realizar) las mismas van colocadas de manera corrediza desde arriba.

También si el calibre a probar y el objetivo de la misma lo requiere, se pueden colocar las 7 chapas y las 7 maderas al mismo tiempo ya que van en diferentes guías; en este caso quedarían intercaladas y a una distancia de 10 cm. entre si.

Disparando en el túnel con una CZ Brno M 83

Tipo de punta:

La prueba de este calibre, el 380 ACP, la realice con dos municiones diferentes; la primera común con punta encamisada de 95 grains, y la segunda con una punta hueca de 90 grains para analizar sus diferentes comportamientos.

 

PENETRACIÓN:

Preparado del túnel de penetración.

Dispuse de 7 maderas de 20 x 20 cm. de virapitá de 22 mm. de espesor colocadas a 20 cm. de distancia entre si, de manera vertical, sin ángulo de inclinación para que este no influya en la trayectoria.

Elegí la virapitá ya que es una madera bastante dura como para ofrecer buena resistencia a la fuerza del proyectil.

Me coloque a unos 5 metros del túnel y efectué un disparo con cada munición, cambiando de punto de salida en cada uno para que las 2 municiones entraran con la misma trayectoria en línea paralela con respecto al túnel.

En esta foto se ven los orificios de entrada de las dos puntas

 

A la derecha entro la munición punta encamisada haciendo dos rajaduras, una de cada lado del agujero.

A la izquierda entro la munición punta hueca rompiendo un pedazo de madera debajo del agujero.

 

La parte trasera de la única madera atravesada por estos proyectiles

A la izquierda se ve la salida desviada hacia el costado de la punta encamisada y la misma golpeo sin fuerza la pared de contención del túnel.

A la derecha se ve la rotura que produjo la punta hueca arrancando un pedazo de madera al salir, pero no llego a tocar la segunda madera.

 

Los proyectiles originales arriba y los recuperados abajo

 

A la izquierda la punta hueca recuperada después de atravesar la madera, se puede apreciar como se deformó por la resistencia ofrecida y se nota que su hueco quedo relleno de madera a presión.

A la derecha la punta común también deformada y en ésta se ve el color azul de las paredes internas del túnel donde pegó la misma en su desvío.

 

PERFORACIÓN:

Preparado del túnel de perforación.

Utilice 7 chapas de hierro de 20 x 20 cm. y un espesor de 2,1 mm., colocadas a 20 cm. de distancia entre si de manera vertical sin ángulo de inclinación.

En esta foto se ven los impactos de las dos puntas

A la izquierda la punta hueca y se ve claramente como hundió la chapa cerrándose la punta agujereada concentrando toda su energía en el centro del impacto.

A la derecha pego la munición encamisada y esta desparramo mas su energía al perder la camisa, dejando parte de la misma soldada a la chapa.

Las dos puntas estuvieron lejos de perforar la primer chapa.

 

La parte trasera de la única chapa alcanzada por estos proyectiles

A la derecha la punta hueca con un moderado hundimiento.

A la izquierda, la punta encamisada la cual hundió algo mas la chapa.

Queda demostrado que ninguna de las dos puede perforar 2,1 mm. de chapa de hierro.

 

DEFORMACIÓN:

Preparado del túnel de deformación.

El mismo se lleno con bloques de cartón corrugado de 10 laminas cada uno; para ver cuantos perforaba cada proyectil y poderlos recuperar y así poder ver su deformación.

Los bloques se colocan sin dejar espacios entre si para generar mayor resistencia.

 

Los proyectiles originales arriba y los recuperados abajo

A la izquierda la punta hueca recuperada con una munición de la misma, esta quedó atrapada en el 15º bloque de cartones.

A la derecha la punta encamisada recuperada y una munición de la misma, esta punta fue sacada del 20º bloque de cartón.

Como se ve ninguna de las dos sufrieron nada en cuanto a la deformación, pero es apreciable la diferencia de penetración entre ambas puntas (15º y 20º respectivamente) para avanzar dentro de un medio de retención blando.

 

EFECTO HIDRÁULICO:

Prueba efectuada fuera del túnel, sobre un cajón.

Las pruebas para la transferencia de energía, se realizaron con bidones de 5 litros de agua bien llenos y tapados; al agua se le coloco colorante para poder ver mejor el efecto causado.

Con la munición de punta hueca se disparo a un bidón y con la punta encamisada al otro.

Atravesado por munición de punta hueca

En la foto se ve el preciso instante en que el bidón es atravesado por la munición de punta hueca y la misma solo lo atravesó dejando de ambos lados los agujeros bien definidos sin ninguna rajadura a su alrededor pero consiguió moverlo girándolo un poco y dejando ver el chorro de liquido que salía por detrás.

 

Atravesado por munición encamisada

En esta se ve claramente que la munición encamisada perforo el bidón sin ocasionar tampoco ningún daño salvo los dos agujeros, el bidón no se movió, demostrando la absoluta ineficiencia del calibre para transmitir energía.

 

Conclusión:

Penetración: en un medio duro pero no rígido, (madera) se ve cuantas fueron perforadas con las distintas puntas, y se nota con claridad que las dos puntas pudieron atravesar la primer madera pero la punta hueca rompió mas, por lo tanto demostró tener un poco mas de poder de choque, por esto, en este punto de la prueba este calibre se puede decir que anda bien, considerándolo apto.

Perforación: en un medio duro y rígido, (hierro) si bien ninguna la perforo se pueden ver bien las diferencias entre cada una ya que la punta hueca se cerro concentrando mas su energía y la encamisada se desparramo algo mas quedando demostrado que este calibre no es apropiado para la perforación, considerándolo no apto.

Deformación: en un medio blando de contención (bloques de cartón) se ve parte del poder de penetración notándose como la punta hueca perdió mas rápido su poder para avanzar deteniéndose cinco bloques antes que la punta encamisada. Al recuperar las puntas atrapadas en los bloques vemos que ambas estaban intactas sin sufrir deformación y se puede decir que en este medio el calibre se desempeña bastante bien considerándolo apto.

Transferencia de energía: en medio liquido, (agua en bidón) analizando la magnitud de la explosión, a que distancia caen, como se rompe o se raja el plástico alrededor de los orificios o en toda su superficie, vemos que el bidón no se rajo con ninguna de las dos puntas, pero si se movió algo con la punta hueca; de todas formas demostró una absoluta ineficiencia del calibre para transmitir energía, por lo tanto en este punto de la prueba, lo considero no apto.

 

Para cerrar:

Sin medir velocidades, esta prueba permitió ver en madera el poder de penetración y deformación contra un medio duro pero no rígido.

En chapa, el poder de perforación contra un medio duro y rígido.

En los bloques de cartón la deformación y penetración en un medio de contención blando.

Y en el agua, el efecto hidráulico y la capacidad para transferir energía en un medio liquido.

Esta es la segunda prueba que realizo y cuando pruebe otros calibres tendrán un importante material para ir comparándolos.

Espero que les sea de utilidad.

 

Los proyectiles originales y los recuperados luego de cada tipo de pruebas realizadas

 


Agradecimiento:

Le agradezco al amigo Osvaldo Miranda que fue quien me acerco el arma y la munición para efectuar dicha prueba.

 


 

 

La prueba del 380 ACP realizada para El Apostadero TV

Si el video esta bloqueado hace clic aquí para verlo

 

 

 

Hasta la próxima amigos. Si Dios quiere..!

DANIEL TAGLIAFICO

 

www.sectordetiro.com.ar

www.tirotecnicotactico.com.ar